El quinto paso

El quinto paso

Hay cuatro pasos previos a la materialización de algo deseado.

El primero es pensar, el segundo es imaginar, el tercero es sentir y el cuarto es vibrar.

El pensamiento debe ser claro , libre de inseguridades y pleno de certeza.

La imagen deberá ser nítida, en colores  bien definida y claramente elaborada.
La sensación tiene que brotar desde las mismas vísceras sintiéndose la sensación  de placer y  satisfacción.

La vibración tiene que ser conmovedoramente alta y potente, sin interferencias de la mente, en un permitirse sin controlar ni medir nada.

Tras esos cuatro pasos te encontraras en un estado maravilloso en el cual tu conciencia se habrá abierto  y tu ser está plasmable a las corrientes de energía  que pululan en el universo.

Es un momento en el cual no tenes nada especial que hacer solo  volverte uno con tu deseo y disfrutar  la certeza de su realización puntual .

Da por sentado en el aquí y ahora la manifestación de lo que has creado a través de los cuatro pasos anteriores.

Y como somos parte de Dios, como cada uno de nosotros es un dios pleno de poder y potestad, te preparas para ejecutar el quinto paso.

El mas simple; actuar. Actúa con la seguridad de que, a través de los cuatro pasos, le diste al universo el “ material” para que trabaje para vos.

El tiempo no existe ni tampoco las formas. Lo que ES no es.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *